Los vecinos de As Brañas alzaron ayer su voz en protesta por la situación de abandono en la que se encuentra su zona por parte del gobierno local, respecto a los problemas de seguridad que les están ocasionando las obras de la calle de Jorge Guillén desde hace ya más de un año.

Varios vecinos de la zona de As Brañas han denunciado la actitud del gobierno local y de la constructora Orivan ante el estado en el que se encuentra la calle de Jorge Guillén por una obra que está realizando la citada empresa y que ya causó graves daños en la zona hace ahora un año y medio.

Fuentes vecinales aseguraron que hace quince días se introdujeron en la parte baja de la calle los desagües de la obra, produciendo una situación que está empeorando todavía más el mal estado del firme, en el que se forman peligrosos socavones continuamente.

Según las mismas fuentes, la solución aportada por la constructora aún incrementa más la peligrosidad de la zona, puesto que “se limitan a rellenar los huecos con escombros que trasladan con una grúa por encima de los edificios sin ningún tipo de garantía de seguridad”, tal y como ocurrió ayer mismo, denuncian.

visto elidealgallego 

Anuncios