La guardería A Tartaruga de O Burgo pasará a forma parte de la red gallega de galescolas, a pesar de ser un centro educativo de carácter privado, una vez que se rubrique un convenio de colaboración con los representantes de la Vicepresidencia da Igualdade e do Benestar.

Culleredo dispondrá de tres galescolas. La delegada provincial de Vicepresidencia da Igualdade e do Benestar, Tareixa Novo, lo confirmó ayer durante el acto de la puesta de la primera piedra de la galescola que se está construyendo en el núcleo de Vilaboa, en la parroquia de Rutis.

Novo, que estuvo acompañada por el alcalde de Culleredo, Julio Sacristán, y la primera teniente de alcalde, Raquel Jabares, señaló que tras la confirmación de que también se construirá un centro educativo infantil en las inmediaciones de la urbanización de la Cros, en O Burgo, también se suscribirá un convenio de colaboración con los propietarios de la guardería privada A Tartaruga para que esta pase a formar parte de la red de galescolas de Galicia.

Novo quiso felicitar al equipo de gobierno por facilitar terreno para llevar a cabo esta infraestructura y se quejó de las dificultades que hay en otros ayuntamientos.

Asimismo Raquel Jabares dijo que con el programa de construcción de centros educativos infantiles que se inició ayer, con la puesta de la primera piedra de la galescola de Vilaboa, ningún niño tendrá problemas para ser escolarizado en el municipio.

También solicitó a los padres que se unan a este proyecto que como ya indicó el alcalde, Julio Sacristán, se iniciará con seguridad en septiembre próximo.

visto elidealgallego 

Anuncios