El gobierno local de Culleredo se ofreció como mediador o intermediario entre la Gerencia de Atención Primaria y los trabajadores del centro de salud de Acea de Ama para tratar de que las dos partes lleguen a un acuerdo que el Ayuntamiento considera necesario para que la solución no permanezca enquistada. En este sentido, el equipo de gobierno pretende convocar con urgencia a una reunión a representantes de las dos partes analizar las posibles soluciones.

El primer edil, Julio Sacristán, manifestó que la voluntad de su gobierno es hacer todo lo posible para que la situación no continúe, ya que los ciudadanos o usuarios del centro no son responsables de la misma y son los que finalmente la tienen que padecer.

El gobierno local explicó también que estuvo durante estos días y está en contacto con la Gerencia de Atención Primaria, a la que también le trasladó su preocupación por la situación. Esta gerencia garantizó al primer edil que se cumplirán los servicios mínimos.

visto elidelgallego

Anuncios