¿Debe una madre abstenerse de amamantar a su hijo en público? Los vigilantes del Museo del Prado piensan que sí.

Al menos eso fue lo que le dijo uno de ellos a Cindy Piccard, una joven de 28 años que el pasado 7 de agosto no pudo darle el pecho a su bebé, de seis meses, porque un guardia se lo impidió. «Eso no se puede hacer aquí. Hay que ir al baño o a la cafetería», le dijo el hombre.

El domingo, Cindy y una veintena de mujeres, madres como ella y convocadas a través de un foro en Internet, acudieron a mediodía al Museo del Prado para llevar a cabo su tetada protesta.

No creo que la culpa sea del vigilante, mas bien de los responsables del  centro que le marcaran las ordenes absurdas como esta. Por mi parte darle de mamar a vuestro bebes donde estéis mas cómodas.

visto en 20minutos 

Anuncios